costa-contemporanea-suspende-su-actividad

Estos días la organización de Costa Contemporánea y su directora, Nerea Aguilar, han emitido un comunicado en el cual anuncian que por ahora se suspende el Festival y que, por tanto, no tendrá lugar la VIII Edición, 2017, del Festival de Danza y Artes Escénicas del Parque Natural Cabo de Gata-Níjar, Costa Contemporánea.

Nerea Aguilar, en calidad de directora, añade a la redacción de dicho comunicado y de las explicaciones contenidas en la nota de prensa las siguientes palabras:

“He luchado por la dignidad del sector, por la generación de públicos, por la calidad, por el desarrollo de un territorio, la descentralización de la cultura, etc. y cumpliendo todos los objetivos desde, con y para los valores humanos… No puedo seguir haciéndolo si el camino es una lucha desde la precariedad, nosotros ya hemos llegado al tope de lo que podíamos dar para que siguiera existiendo y mejorando el territorio sobre el que actúa y la cultura y el sector de la danza del país.

Tampoco quiero dar marcha atrás en ese camino andado y abandonar parte de los logros alcanzados solo para que sobreviva, no a cualquier precio. Me niego a sacrificar las condiciones laborales de los que participan en Costa y la calidad alcanzadas.

Nacimos en crisis, sin ayudas hasta la cuarta edición, creciendo gracias al empeño, el amor por la cultura y la creencia en los objetivos que fuimos alcanzando rápidamente. Las instituciones se unieron con parte del camino andado, reconociendo la evidencia, pero el proyecto siempre ha llevado una marcha sostenida y en ascenso, más rápida que la capacidad de respuesta de las administraciones. Nosotros nos pusimos a su paso, escuchamos sus demandas, mientras cuidábamos con amor el concepto, desgraciadamente nuestro acompañamiento no ha sido suficiente. España merece este proyecto tal y como es, incluso mejorado por las capacidades que tiene, con una gestión y conceptos diferentes, con propósitos claros por el futuro del sector y por la cultura.

Y las instituciones no son las únicas responsables, hay otros factores y agentes cómplices de los que ya hablaré en algún momento. Incluso entre las administraciones, cada una es diferente, sus compromisos y actitudes merecerían explicaciones más detalladas; hay algunas con mayor responsabilidad ante esta situación, como es el caso de la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía, cuya inexplicable y grave ausencia ha lacrado este inevitable proceso, y otras que, a pesar de dar apoyo insuficiente, han demostrado valorarnos desde el momento en el que se subieron a este hermoso barco, caso del INAEM (Ministerio de Cultura) y de Diputación de Almería, porque no todo el apoyo es siempre económico. La implicación se mide de diversas formas y en ese sentido tanto el Ministerio de Cultura como Diputación sí han estado, hemos podido trabajar con ellas muy satisfactoriamente. Pero a pesar de ello poco podemos hacer si las aportaciones son insuficientes y si además la Comunidad Andaluza no participa en uno de los proyectos más importantes de su territorio y del país.

Debo parar, al menos por ahora, es lo mejor que puedo hacer por mí, por la profesión y por la dignidad del sector de la danza contemporánea y las artes escénicas. Estoy tranquila, no hay nada más satisfactorio que estar segura de haber hecho las cosas bien, haber alcanzado logros impensables con pocos recursos y haber mantenido unos principios éticos y filosóficos intactos, por el bien de la cultura. Quizás esta pausa también sirva para dar tiempo y espacio a otros trabajos en la gestión cultural y la producción, un mundo al que sé que puedo aportar muchísimo, trabajos al margen de Costa que hasta ahora ni he podido contemplar.

Me quedo con los logros que son inmensos, me siento muy agradecida por lo generado, aprendido y por la gente con la que me he encontrado desde el primer año. Y espero que, de una forma u otra, con otras condiciones, Costa Contemporánea pueda volver. Ojalá esto sea un hasta luego. Muchísimas gracias a todos los participantes, ha sido un verdadero placer trabajar con vosotros, encontrarme con gente maravillosa y generar tanto para esa comunidad Costa”.

Nerea Aguilar

Directora de Costa Contemporánea

Ver Comunicado oficial

Ver Nota de prensa

comunicado-oficial-suspension-de-la-actividad

COMUNICADO

COSTA CONTEMPORÁNEA SUSPENDE  SU ACTIVIDAD

No tendrá lugar la VIII Edición, 2017, del Festival de Danza y Artes Escénicas del Parque Natural Cabo de Gata-Níjar, Costa Contemporánea.

La calidad de un proyecto diferente, de referencia en el sector, y su constante crecimiento e impacto van, desde hace un tiempo, a un ritmo superior al de la implicación de las instituciones, en general. Algunas no han podido, otras no han sabido, otras no han querido estar a la altura de esta imparable evolución ni de su naturaleza. Aun habiendo desarrollado herramientas propias de todo tipo, incluidas las enfocadas a una gestión equilibrada, por la cual Costa Contemporánea generaba el 50% del presupuesto disponible y además salvaba las costosas necesidades ligadas a su idiosincrasia, y ante las noticias de que nada iba a cambiar o incluso algunas cuestiones empeorarían, no hemos podido evitar esta situación.

A pesar del impacto social, económico y cultural generado, y al no querer abandonar los principios por los que ha luchado el proyecto, a la vista de la insuficiencia de los apoyos necesarios y de constatar que cada año es menos sostenible, apelamos a nuestra Dignidad y la de todos y a la calidad del sector de la danza.

Por estos y otros motivos, nos vemos obligados a tomar la decisión de parar, esperemos que por un tiempo.

Damos las gracias, con el mismo amor que hemos puesto en estos siete años en Costa Contemporánea, a todos aquellos que han estado y se han implicado en el proyecto: trabajadores, artistas, alumnos, colaboradores, voluntarios, etc., esa comunidad “Costa” única que tanto nos ha querido.

Se suspende por tanto la convocatoria del Certamen Europeo Mujer Contemporánea, de los talleres de formación y la programación de espectáculos. Recogemos cuál iba a ser la programación para este 2017:

David Zambrano, taller y espectáculo

La Intrusa Danza, taller y ‘Delta Víctor’

Michelle Man y James Hewison, taller y espectáculo

Quim Bigas, taller y ‘Molar’

La Majara, ‘Labranza’

Mario Bermúdez Gil (Marcat Dance), ‘Buscando’

Jesús Rubio Gamo, ‘Bolero’

Mou Dansa, ‘Aproximacions a Poble Nou’

Paula Quintana, estreno

Explicadansa, ‘Una conferencia bailada’

Alberto Cortés, ‘Viva la guerra’

Hermanas Gestring, ‘Good girl’

Tres finalistas Certamen Europeo Mujer Contemporánea (España, Europa)

 

Agradecemos a las instituciones COLABORADORAS su presencia: INAEM (Ministerio de Cultura), Diputación de Almería, Ayuntamiento de Níjar.

A la Delegación Territorial de Medio Ambiente, por la cesión de los espacios.

Institución AUSENTE: Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía.

Y al equipo de trabajo durante los días del festival: Agustín Ferrando (director técnico), Xabier Olangua (técnico), Carolina Martín (técnico), Pollobarba Fotógrafo, Federico Soria y José Bueno (imagen), Fernando Sánchez (web), Sonia Espinosa (jefa de producción), Marta Nocete  y Patricia Martínez (comunicación y prensa), Mila Espiga, Sandra Antón, Concha Sanz, Ángel Moreno (asistentes de producción), Alberto Mélida (vídeo).

Disculpad las molestias.

Hasta pronto y un fuerte abrazo,

Costa Contemporánea

 

nota-de-prensa-suspension-festival

No tendrá lugar la VIII Edición, 2017, del Festival de Danza y Artes Escénicas del Parque Natural Cabo de Gata-Níjar, Costa Contemporánea

EL FESTIVAL DE DANZA COSTA CONTEMPORÁNEA DE ALMERÍA NO CELEBRARÁ SU OCTAVA EDICIÓN

  • La organización emite un comunicado en las redes en el que apunta los motivos, agradece a los participantes, trabajadores y colaboradores e incluso recoge los artistas que estaban programados para esta edición. (Comunicado para el sector)
  • A pesar del impacto social, económico y cultural generado, sobre todo a la vista de la insuficiencia de los apoyos necesarios, su directora, Nerea Aguilar, anuncia que, al menos por ahora, se suspende el festival.
  • Un proyecto de referencia que nació en crisis, ejemplo de crecimiento y de impacto social y cultural en el país y Europa, suspende su actividad tras siete años de intenso trabajo y objetivos cumplidos y deja a la comunidad sin una de sus citas culturales más punteras.
  • Nerea Aguilar reconoce y agradece el apoyo de las instituciones colaboradoras (INAEM-Ministerio de Cultura, Diputación de Almería, Ayuntamiento de Níjar, Delegación Territorial de Medio Ambiente), pero recuerda que estas no han podido o no han sabido estar a la altura del crecimiento del proyecto.
  • La organización apunta que la situación era insostenible y que para la continuidad del proyecto hubieran tenido que renunciar a principios de calidad y de dignidad por los que lucharon desde el principio y que no estaban dispuestos a sacrificar.

 

_______

 

 

Almería. 24/04/2017. – Tras casi ocho años de trabajo, esta semana, la organización del Festival Costa Contemporánea y su directora, Nerea Aguilar han emitido un comunicado a través de las redes sociales haciendo público el cese de actividad: “Costa Contemporánea, Festival de Danza y Artes Escénicas del Parque Natural Cabo de Gata-Níjar, Almería, suspende su actividad por ahora”, y adelanta que la próxima edición no tendrá lugar el próximo septiembre de 2017.
El evento Costa Contemporánea, un festival turístico-cultural de referencia internacional, no tendrá lugar este año, como venía sucediendo desde hace siete en Cabo de Gata, Almería.
El comunicado publicado en las redes apunta, fundamentalmente, a una responsabilidad de las instituciones colaboradoras y no colaboradoras, por no haber podido estar al ritmo de crecimiento y necesidades propias del proyecto.
“El proyecto es diferente por muchos motivos, es único en el país, por la calidad de su programación, propuesta formativa y por celebrarse en un parque natural, algo que le ha reportado parte del éxito que cosecha, pero también es único precisamente por lo costoso de celebrarse donde se celebra. Costa Contemporánea ha ido creciendo por sí misma, en calidad y desarrollo sociocultural, a pesar de recibir apoyos escasos en comparación con otros proyectos compañeros y con las repercusiones y propuestas. Nosotros nos hemos puesto siempre en la medida de lo posible a la altura de las demandas de ese crecimiento, pero ya no podemos tirar más del carro, a la vista de que la aportación de las instituciones podía ser la misma o incluso inferior este próximo año y de que algunas seguirían sin estar”.
Según el comunicado emitido: “Algunas instituciones no han podido, otras no han sabido, otras no han querido estar a la altura de esta imparable evolución ni de su naturaleza. Aun habiendo desarrollado herramientas propias de todo tipo, incluidas las enfocadas a una gestión equilibrada, por la cual Costa Contemporánea generaba el 50% del presupuesto disponible y además salvaba las costosas necesidades ligadas a su idiosincrasia, no hemos podido evitar esta situación”.
Pero en el comunicado y los comentarios publicados en su propia web, www.costacontemporanea.es, Nerea Aguilar agradece a las instituciones participantes, al tiempo que distingue las responsabilidades: “Y las instituciones no son las únicas responsables, hay otros factores y agentes cómplices de los que ya hablaré en algún momento. Incluso entre las administraciones, cada una es diferente, sus compromisos y actitudes merecerían explicaciones más detalladas; hay algunas con mayor responsabilidad ante esta situación, como es el caso de la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía, cuya inexplicable y grave ausencia ha lacrado este inevitable proceso, y otras que, a pesar de dar apoyo insuficiente, han demostrado valorarnos desde el momento en el que se subieron a este hermoso barco, caso del INAEM (Ministerio de Cultura) y de Diputación de Almería, porque no todo el apoyo es siempre económico, y, en este sentido, hemos podido trabajar con estas muy satisfactoriamente. Pero a pesar de ello poco podemos hacer si las condiciones son las descritas anteriormente”.
La organización de Costa Contemporánea ha visto cómo durante estos años crecía la calidad y el impacto y, por tanto, las necesidades de inversión del proyecto, mientras que la situación económica no se revertía, a pesar de haber tomado numerosas medidas de recorte; ha visto cómo cada vez era menos sostenible hasta llegar a un punto de difícil retorno. Como ellos mismos apuntan, para que siguiera existiendo debían renunciar a principios de calidad y de dignidad por los que lucharon desde el principio.
Por todo ello, se anuncia que no tendrán lugar este año la convocatoria del Certamen Europeo Mujer Contemporánea, la apertura de inscripciones a los talleres de formación, las cuatro noches de espectáculos y, por tanto, la programación del festival anunciado hace unos meses para los días 30 de agosto a 3 de septiembre.
En palabras de Nerea Aguilar, directora del Festival: “He luchado por la dignidad del sector, los trabajadores, por la generación de públicos, por la calidad, por el desarrollo de un territorio, la descentralización y democratización de la cultura, etc. y cumpliendo todos los objetivos desde, con y para los valores humanos… No puedo seguir haciéndolo si el camino es una lucha desde la precariedad. Esto lo veía venir, el déficit crecía cada año y, con él, una dedicación propia totalmente desequilibrada e inadmisible; nosotros ya hemos llegado al tope de lo que podíamos dar para que siguiera existiendo y mejorando el territorio sobre el que actúa y la cultura y el sector de la danza del país. Es una pena, porque podía dar mucho más de sí. (…)

Me quedo con los logros que son inmensos, me siento muy agradecida por lo generado, aprendido y por la gente con la que me he encontrado desde el primer año. Creo que hemos hecho un trabajo maravilloso. Y espero que, de una forma u otra, con otras condiciones, Costa Contemporánea pueda volver. Ojalá esto sea un hasta luego”, y advierte que su intención es seguir trabajando en el sector de la cultura, al que abre sus puertas y experiencia: “Mientras tanto, espero poder dedicarme a la gestión cultural y la producción, entorno para el que valgo y al que aún le puedo dar mucho más”.
Para más información,
Nerea Aguilar, nerea_aguilarsanz@yahoo.es / 651 32 73 05
Directora de Costa Contemporánea

luncheon-meeting-fair-saturday-meca

daea3965dd4f1d61080aff8e23cdc99aEl pasado 26 de noviembre tuvo lugar en numerosas ciudades del mundo un evento cultural propuesto como “Un día para cambiar el mundo”.

En Almería, la sede fue el MECA, Mediterráneo Centro Artístico de Arte Contemporáneo. Allí nos citaron a 19 ponentes para nutrir un formato de conferencias breves (5 minutos cada una) que giraran en torno al Arte, la Cultura y la Sociedad. Mientras escuchábamos y participábamos, íbamos picando un nutrido aperitivo. Charlar, debatir, escuchar otras realidades, discursos artísticos, filosóficos, sociales de los mayores representantes de la cultura almeriense. Un formato curioso importado de Nueva York que, además, dio sus frutos para establecer nuevos contactos y poner cara a personas admiradas y por admirar del sector. Un placer.

Y este fue nuestro granito de arena. Nerea Aguilar, directora de nuestro festival, habló en estos términos:

Territorio, periferia y ciudadanía: Las artes escénicas como motor de cambio social

 

Nerea Aguilar Sanz

Directora Costa Contemporánea

 

Conceptos como el de ciudadanía, territorio o periferia en su relación con la cultura aparecen en muchos de los estudios actuales que hablan de la necesidad de crear contextos nuevos de cultura, como vía para generar un mejor modo social de estar en el mundo. Costa Contemporánea es citada en otras plataformas nacionales e internacionales para ilustrar estos ejemplos con la realidad. Es un festival de danza y artes escénicas que se desarrolla en el Parque Natural Cabo de Gata desde hace casi 8 años. Durante 5 días programamos actividades de artes escénicas, formación y espectáculos referentes de vanguardia. Alumnos, artistas y público procedentes de numerosos puntos de la geografía española y europea se dan cita en el festival para vivir en un entorno de convivencia, aprendizaje y respeto por el medio ambiente experiencias artísticas que difícilmente se dan en otras citas.

 

El proyecto armoniza por tanto varios ejes fundamentales:

 

  • Poner en valor la identidad patrimonial, histórica y ecológica del territorio desde un punto de vista cultural.
  • A través de la danza y las artes escénicas, un destino turístico de sol y playa toma otros significados. Dibujamos nuevos paisajes, los espacios naturales y urbanos se convierten en grandes escenarios.
  • Resaltamos la periferia (geográfica de Cabo de Gata con respecto a Almería, Andalucía, España o Europa) como motivo descentralizador de la cultura, que relativiza el valor que por sí tienen los eventos centrales, cambiando el foco. En Cabo de Gata, extremo de Europa, sucede una vez al año un evento que atrae como un imán a numerosos visitantes de procedencias y edades muy variadas.
  • Resaltamos valores transversales que entendemos necesarios en los proyectos culturales: valores humanos, educativos, compartir, convivir, solidarizarse, escuchar, ofrecer cercanía, cariño, etc. se convierten en Costa Contemporánea en actos naturales que llegan al receptor sin palabras, con hechos.
  • Hacer partícipe no solo al destinatario más directo, sino a la ciudadanía, pensando en ella a la hora de seleccionar espectáculos, interactuando con ella a través de actividades en espacios abiertos y mediante fórmulas de participación activa del ciudadano en su entorno. El público es necesario en las artes escénicas, es un protagonista más.
  • Todos estos componentes y muchos otros provocan desarrollos positivos en los territorios en los que se enmarca. El desarrollo debe ser sostenible con el entorno en el que participa, debemos saber escucharlo a él y a nuestro receptor a la hora de programar. Se trata de un desarrollo en su singularidad, y es que creo que ha surgido un período de urgente reflexión sobre las ideas de desarrollo, y, por tanto, de nuevas significaciones culturales. En Costa Contemporánea asistimos a un desarrollo calmado, y no de grandes cifras, asentado sobre bases claras de conciencia cultural, lo que provoca afianzar público formado en la necesidad de vivir experiencias culturales únicas año tras año. Y el marketing cultural, la fidelidad a estos conceptos y la calidad de los contenidos hacen el resto.

 

¿Por qué cambio social con las artes escénicas? Parece que se nos ha olvidado el poder transformador de la cultura que nos convierte en mejores ciudadanos. Por lo que hay que volver a poner esto en cuestión y crear contextos de empoderamiento artístico. Costa Contemporánea es un ejemplo de ello, tanto desde el punto de vista de su gestión sostenible, de su concepto, de la defensa de su sector y por sus repercusiones. Vemos que en la actualidad surgen proyectos que cada vez más priman la generación de vivencias. Las vivencias como hecho diferencial que aglutinen valores y contextos nuevos, que nos lleven de nuevo a legitimar los valores humanos, transversales, a la vez que trabajan entendiendo la singularidad y complejidad de los territorios y sus ciudadanos y de su sector artístico. Todo esto provoca inevitablemente reflexiones personales en los participantes. Se sienten escuchados, no son meros consumidores, son partícipes y espectadores activos de la cultura, son parte del territorio en el que trabajan, se relacionan con él, y así la cultura que por definición debería ser social se convierte en mayor expresión de cultura democrática en un contexto idóneo para la creación artística.

 

Es curioso que además a la vez que expandimos proyectos hacia el exterior, saltándonos las barreras de estigmatización por ser periferia, estamos protegiendo un entorno, mediante la creación de una burbuja cultural y creativa, conceptual y filosófica. Un proyecto de protección-acción, es decir, proteger con acciones a la vez que reivindicamos nuestra apropiación del espacio y nos empoderamos como artistas y ciudadanos. Transformamos la tierra, transformamos la periferia desde el respeto, y en nuestra burbuja estamos salvados del exterior. En 5 días vivimos en un oasis en continua acción cultural.

 

Costa Contemporánea es un ejemplo más de pensar la cultura, en concreto la danza y las artes escénicas, desde la reflexión sobre unas bases filosóficas claras. Estamos en un momento histórico y cultural en el que ante el peligro que corre la supervivencia de la cultura, no nos queda más remedio que acudir a otros valores, definir proyectos de calidad que persigan afianzar una nueva era de sostenibilidad, participación y humanidad, que asiente bases para la generación de público para la cultura. Estaremos construyendo ese mejor modo social posible de estar en el mundo.

 

Almería, 26 de noviembre de 2016

relato-de-un-naufrago-de-la-danza

premios-pad15-1-480x320Hace un año recogía el Premio de Honor de los VI Premios de la Asociación PAD, por mi labor al frente del festival. Este año formo parte del jurado y en unos días estaré de nuevo en esta gala de la danza de Andalucía para compartir con los compañeros del sector una fiesta por nosotros y por la danza andaluza.

 

Hace un año acababa de terminar Costa Contemporánea, prácticamente como ahora, y me encontraba ante los restos propios del subidón de una edición exitosa y los coletazos que llevarían meses de desasosiego ante la gestión con las instituciones. Pero creía, justo hace un año, que para la edición de 2016, dado este éxito y la justicia debida, las cosas mejorarían para el festival.

 

Hoy, un año después, puedo decir que mejoraron en calidad, repercusión y reconocimiento, mejoraron porque en nuestra VII edición hemos acogido a un número mayor de artistas, que ofrecieron talleres y espectáculos de altísimo nivel y a un número mayor de alumnos y público. Pero empeoraron en nuestra capacidad de gestión. De nuevo, mejoraron las cosas en lo que dependía de nosotros y empeoraron en lo que ya no estaba tanto en nuestra mano. Finalmente, la Junta de Andalucía de nuevo y tras “promesas” no ha estado en el proyecto, y aquello que anunciaba en mi discurso se cumplió: no pude programar artistas andaluces, a pesar de haber hablado con varias compañías. Además, la noticia de que finalmente no estaría la Junta con nosotros llegó tarde y no pudimos dar tanta marcha atrás a lo previsto, y, por tanto, a un presupuesto de crecimiento y apuesta de nuevo. Tampoco las instituciones colaboradoras, las que siguen con nosotros, aumentaron sus partidas a pesar de las evidentes cifras de crecimiento, y por tanto también de gastos, ni entraron nuevas.

 

Esto nos ha dejado tocados a nivel económico y empoderados a nivel gestor. Un gran equipo de trabajo y un equipo de dirección que no ha cobrado lo que merece, abaratamiento de algunas cuestiones de producción pero inversión en otras. De nuevo, somos los que llevamos los proyectos culturales quienes invertimos y nos empeñamos para que sigan sucediendo fenómenos escénicos cada año.

 

He invertido el mayor porcentaje del presupuesto de la historia de Costa Contemporánea en la partida artística, un altísimo porcentaje en cachés y gastos artísticos, en segundo lugar van los gastos de pro111_cc2016_u9b9393ducción que junto a los gastos de difusión son demasiado elevados con respecto a unos presupuestos tan bajos. Sabemos que en este sentido no nos queda otra porque esa inversión en difusión ha sido necesaria desde los orígenes para hacerle un hueco a Almería entre los lugares más destacados para la danza contemporánea, un marketing cuidado que dé resultados. Y la producción en el Parque Natural es dura y costosa, sobre todo cuando nos encontramos a la deriva sin apoyos materiales y humanos del ayuntamiento de la zona. La calidad cuesta.

 

Este resultado a nivel económico, como digo, nos deja tocados y nos hace, de nuevo, buscar nuevas vías de sostenibilidad y de dignificación del proyecto. Hemos programado grandes artistas y espectáculos, hemos mostrado la mejor imagen hasta ahora, con un nivel técnico y de producción muy serio, a pesar de las dificultades del entorno, hemos mantenido y reforzado estrategias de generación de público y de internacionalización, hemos mantenido nuestra filosofía, han acudido más especialistas del sector, etc., pero hemos llegado a un punto de difícil retorno. ¿Cómo mantenemos esa alta calidad sin dañar los ánimos ni desgastar al equipo y sin que se desgaste el equipo director? ¿Cómo optamos a nuevas ayudas si ya nos hemos pasado de lejos en los gastos artísticos y no podemos invertir en más representaciones? ¿Cómo explicamos a las instituciones que el hecho de que lo hagamos así no significa que debamos seguir haciéndolo? ¿Que en realidad, aunque yo cuadre las cuentas, hay un déficit muy serio, que nos plantamos, que no podemos hacer crecer más el proyecto o siquiera mantenerlo si no nos facilitan las cosas algo, si no nos premian un poquito aunque sea por alguna de estas apuestas, que tanto repercuten en Almería, Andalucía y España?

 

Y las cosas siguen igual o peor… En pleno período de justificaciones, toca enfrentarse al silencio del otro lado, a que nos ignoren y no durmamos porque no llega el dinero y aún tenemos personas que esperan cobrar (hubo un año en que perdí una de las ayudas por incapacidad gestora de la institución en cuestión y el año pasado casi vuelve a suceder). No lo puedo permitir, pero el interlocutor ni contesta.

 

Las nuevas estadísticas demuestran que las cifras para la danza siguen cayendo en picado. Lo sabíamos, lo preveíamos. Y así seguirá siendo. Seguimos tristes pero peleones sin unirnos ni protestar como deberíamos. Nos fijamos en las compañías y festivales que admiramos porque no paran de acumular éxitos. Sí, los que se ven en las redes y medios, pero no sabemos la realidad. Más de la mitad del sector de las artes escénicas en Andalucía se encuentra por debajo del umbral de la pobreza, y me gustaría saber cómo se encuentra el de la danza.

 

Alguien o muchos creerán que Costa Contemporánea, por la calidad mostrada y los logos, es otra cosa. Me gusta que se transmita esa dignidad. Pero la verdad está muy lejos. La verdad es que 15 trabajadores hacemos pos211_cc2016_u9b0613ible un festival difícil pero muy digno y algunos de esos trabajadores desempeñamos la labor voluntariamente y otros cobran pero no lo que deberían tras 20 horas diarias de trabajo. Y yo no solo no gano un duro sino que pierdo, tras un año de trabajo, y sin apenas otro sostén económico aparte. Sí, el equipo director, en esas cifras estadísticas, también se encuentra en ese umbral de la pobreza del que hablan. Pero diseña un festival de alta calidad.

 

Seguimos de todas formas con ánimo, el que te da creer en lo que haces porque los resultados para la sociedad y el sector de la danza son demasiado buenos como para tirar la toalla. Porque si hemos sabido gestionar este mínimo presupuesto y generar una edición con un día más de espectáculos, 15 compañías programadas y más de 30 artistas, un núcleo de casi 120 personas y casi 250 espectadores por noche, en un territorio sin dotaciones, medios de transporte y lejano a cualquier parte, todo ello con la máxima calidad, insisto y creciendo, ¿qué haríamos con una minimísima inyección de dinero?

 

¿Volveré a programar a artistas andaluces, como hacía antes, a pesar de no tener ayuda para ello? ¿Cómo afrontar la inversión en artistas internacionales? ¿Cómo mantener un puesto de reconocimiento e incluso optar a más ayudas cuando no formas parte de ciertos lobbies? ¿Cómo conseguir patrocinios y nuevas ayudas sin trabajadores durante el año? Ahí estamos, sin desfallecer, buscamos ayudas que lo permitan, pero algunas de las bases reguladoras de esas nuevas posibles ayudas nos dejan fuera, o requieren que adelantemos el dinero que no tenemos o nos abocarían a un endeudamiento sin vuelta atrás. Barrera que nunca pasaré, porque no tengo de ningún lugar del que tirar para ello.

 

Nos planteamos cambiar de lugar el festival, para bajar tantos gastos en infraestructuras, medios o alojamientos y dietas, pero no es tan fácil, otro día contaré por qué. Nos hemos planteado muchas medidas. Hay quienes con toda la buena intención proponen posibilidades, en siete años os aseguro que las he barajado todas y algunas no son posibles. No vamos a subir los precios de las matrículas y la taquilla, porque no somos una capital a pesar de que el cartel sea propio de una gran ciudad. Y siempre hemos escuchado y aplicado cuando era factible todos aquellos consejos e ideas de quienes desde el conocimiento y la humildad proponen. Nos planteamos insistir con otras ayudas e inevitablemente medir el coste artístico que en proporción ha sido demasiado elevado. Nosotros programamos lo que nos gusta y retribuimos su presencia en márgenes de dignidad que no se corresponden con la realidad económica del proyecto. Me enorgullezco de ello. Y para conseguirlo repartimos al céntimo los ingresos que tenemos, con una distribución meditada durante meses, y bajo los requisitos de cada institución. Una esquizofrenia que al final nos permite pagar a todo el mundo.

 

Pero son siete ediciones ya y vamos a por el octavo año (ya estamos en él). Cada vez más personas, las que conocen el proyecto de primera mano, pasan dos fases: se enamoran de Costa y luego me dicen que esto no puedo seguir permitiéndolo, que llega la hora de plantarse y de que yo gane algo. En otras ocasiones, cu159_cc2016_u9b0231esta asumir que a veces algunas personas no intuyan algo de todo esto, cuando 2 + 2 son 4 y solo hay que echar una suma básica y las cuentas no dan, para cualquiera mínimamente inteligente. Es realmente difícil conseguir que una compañía cobre la cantidad que cobra y esté dos o tres días con nosotros, más de lo que nadie imagina. Pero para mí es mucho más difícil no conseguir que mis trabajadores ganen lo que merecen, aunque reconozco que lo que aún no acabo de asumir es que yo debo ponerme por delante de todo, porque si no nada de todo esto que da tanta felicidad tendrá lugar y todo se parará algún día. Será que tengo espíritu de ONG y me he equivocado de figura jurídica.

 

Los conocimientos adquiridos con este tipo de gestión y producción son inmensos, valen oro. Sin embargo “soy la directora de Costa Contemporánea” y quizás la mayoría cree que vivo de ello y por eso quizás además a nadie se le ocurre que podría aportar estas capacidades en sus lugares de trabajo. Ya lo he asumido, paciencia.

 

Hoy hace un año que recibía el Premio de Honor. Lloré cuando me lo comunicaron y lloré cuando lo recogí. Es hermoso que los esfuerzos se reconozcan, más aún que lo reconozcan los compañeros. Muchas cosas han mejorado desde que empecé con Costa, muchísimas, en el proyecto y en mí, otras, como mi capacidad de sacrificio, spremio-honor-pad-nerea-aguilariguen casi intactas, algo que no es sano incluso desde el punto de vista físico. Hoy me siento tan empoderada por lo que he conseguido como hace un año, quizás más porque Costa ha crecido con los mismos ingresos. “A nuestra costa”, pero ha crecido y desde la libertad, sin condicionamientos artísticos de ningún tipo. Empoderada a la par que avergonzada, porque no puedo seguir esta senda. Pero será que tengo una conciencia social demasiado grande, algo que no puedo controlar y que se repite en las artes escénicas, y los beneficios socioculturales son tan altos y lo serían más, que pierdo el norte. Ya llevo una brújula en el bolsillo, prometo mirarla más a menudo.

 

Quisiera desgranar un día el sistema económico del festival. ¿Por qué? Primero, porque creo en la transparencia, nos ayudaría a todos, segundo, porque a veces se me piden explicaciones que no sé por qué debo dar (no sé si se piden a otros festivales o solo a mí porque soy cercana), porque cobraría todavía más valor si alguien viera el presupuesto, y porque si algún día abandono nadie se sorprendería.

 

Sé de las similares condiciones de artistas, compañías y algunos festivales, y me entristezco cada vez que alguno me lo cuenta. En este sector las apariencias engañan, pero no podemos evitar seguir ahí porque como decía en aquel discurso amamos lo que hacemos y creemos en ello y en sus beneficios.

 

En unos días entregaremos, en una gala divertida, amena y reivindicativa, premios a artistas que esa noche se sentirán acompañados y valorados. Por unos días, uno vive el impulso del premio, siente que lo está haciendo bien, que han premiado su honestidad, que merece la pena el sufrimiento, que tiene capacidades. Pero luego vuelve la realidad que a pesar de los premios nunca cambia. E incluso puede ir a peor. ¿Creíais que no era posible? Siempre lo es, siempre puede ir a peor, y en este sector está yendo a peor, por más que actuemos, programemos, viajemos… Sigue yendo a peor.

 

Y además va a peor porque seguimos sin plantarnos. ¿Cómo plantarse? Esa es otra historia.

 

Cada náufrago de la danza tiene su historia, y todas son más largas que lo que permite un post en internet o una charla cerveza en mano, diarios de una vida de lucha y pasión, de sacrificio, dudas y alegrías. Nau015_cc2016_mg_9102fragios de los que salimos siempre vivos, aunque estemos años a la deriva, porque nos agarramos a una madera y flotamos, y sonreímos y confiamos. Flotamos, sobrevivimos, llegamos a una isla a saltos, hasta que viene una nueva ola, que nos azota y vuelta a empezar. Nuestro naufragio es nuestra fortaleza, tragamos agua y cogemos aire.

Porque es tan fructífero y sano ver el horizonte abierto como ver la posibilidad de ahogarse para siempre.

 

Nerea Aguilar

 

Cita del discurso de 2015 por el Premio de Honor:

Buenas noches, queridos profesionales

Feliz de que los compañeros hayan valorado mi labor. No hay mejor impulso para seguir adelante que compartir con referentes del sector la necesidad de apostar por la unión, la resistencia y la calidad. Crear, gestionar y producir danza hoy es un acto de absoluta valentía que debería premiarse más a menudo. Gracias, Asociación PAD. No lo esperaba. Con este premio reconocemos aún más vuestra capacidad de observación, escucha, amplitud de miras y necesidad de compartir caminos.

Valorar un proyecto hecho con amor, recursos escasos y la máxima calidad que le podemos dar a través de una gestión y producción propias es reconocer también que las cosas pueden ser diferentes.

Costa Contemporánea perdura por aferrarse a convicciones muy claras de generación de público para la danza, de creación de estructuras firmes en el sector, de la necesidad de programar danza, escuchar al artista, al público, al entorno que nos rodea y crear experiencias en torno a la cultura. Sigue existiendo con sus convicciones sociales, culturales y filosóficas casi intactas, pero con avances fuertes en la dignificación de todo lo que la rodea. La queremos luchadora, sostenible, amorosa y cercana y que siga creciendo poco a poco, al ritmo que ella demanda, paso a paso pero segura, para conseguir todo lo que está consiguiendo y lo que le queda por vivir, éxitos que serán los éxitos de todos.

Agradezco a aquellos que de entre los presentes habéis formado parte de ‘Costa’ en su evolución, en sus momentos más difíciles. No olvido que apostasteis con vuestro trabajo por un festival sin financiación hasta el cuarto año. Confiasteis en que en cuanto pudiera iría reconociendo poco a poco y con toda mi entrega las creaciones invitadas al festival. Gracias.

Un agradecimiento especial a Guillermo por tanta sabiduría, entrega, calidad y muchas cosas más que me aportas. Tenerte cerca en este camino ya es un premio.

Gracias a Agustín, mi amor, gracias al cual he pasado de estar sola al frente de todo esto a sentirme acompañada, comprendida, valorada y querida. Trabajar contigo es un lujo. Somos cuatro ojos, dos mentes y dos corazones en un mismo y hermoso camino, y la vida gestora se me hace más fácil, más positiva.

También le agradezco a las instituciones tanto por lo que me dan como por lo que me quitan. Algunas entraron tímidamente en el cuarto año, no era tan difícil, el proyecto ya estaba avanzado, reconocido y era fiable. Se os esperaba. También se lo agradezco a las que me han ignorado o aún no están al nivel de implicación que merecemos. Eso me hace más fuerte y lo han podido comprobar. Me habéis enseñado a pelear con mayor convicción y a desarrollar nuevas herramientas desde la necesidad, en beneficio del sector y del proyecto, sin acomodarme. Agradezco incluso a las que nos abandonan por el camino, las que nos hacen ir a reuniones en balde o miran el reloj con desprecio, las que me hacen perder dinero por su mala gestión. Porque todo eso me ha hecho más fuerte, con sufrimiento, pero más fuerte. No voy a dejar de pediros, instituciones, eso sí, que estéis, que apoyéis económicamente proyectos que demuestran una labor en tantos puntos que casi deberían ser de iniciativa pública. No voy a dejar de pedir que os pongáis al menos a la altura de lo que están dando los proyectos a vuestros ciudadanos, vuestra sociedad y nuestro futuro. El futuro de todos, la sociedad y la cultura de todos con el dinero de todos. Costa ha crecido y está creciendo así gracias a nuestro esfuerzo. Pero agradezco que estéis ahí y que os comprometáis con nosotros. Caminemos juntos. Los sistemas de gestión y producción de determinados proyectos pueden ser compartidos, sostenibles y libres. Y las instituciones no son la respuesta a todo.

Quiero recordar algo al hilo del tema de las financiaciones: hay una paradoja en la financiación de proyectos como el mío: el INAEM con su ayuda no cubre vuestra presencia, andaluces, en el festival. Cree que para eso está la Junta de Andalucía. Hasta ahora sucedía mínimamente con un apoyo de Turismo, no Cultura, y este año ni siquiera. Aun así seguimos programando artistas andaluces, pero con un riesgo propio que tenemos que medir, como todo. Seguiré peleando para poder programaros no solo porque seáis andaluces sino porque tenéis unas capacidades creativas únicas en toda España, a pesar de bandearos contra dos realidades duras, las políticas culturales nacionales y las políticas culturales andaluzas, que durante años os han hecho tanto daño.

Aun así, y sin querer ser tan dura con las instituciones, aunque no puedo dejar de lado otro dato: la cantidad de dinero despilfarrado en tauromaquia (tenía que decirlo), es una vergüenza que se invierta en eso que llamáis cultura y nos digáis que no hay nada para nosotros. No insultéis nuestra inteligencia. Decía que para no ser tan dura, quiero aportar autocrítica a nivel nacional: porque sí, debemos ser autocríticos: por nuestra falta de unión, unión de todas las disciplinas, por quejarse algunos tarde cuando no reclamaron en época de vacas gordas lo que debían, por los egos, por no ser capaces de reinventarnos sin perder nuestra esencia, por no ser más transparentes, por aceptar tanto, por haber hecho el juego a la ausente política cultural que hubiera asentado unas bases sólidas para hoy, por renunciar a veces a nuestros propios principios porque si no no se nos programa. ¿Perdón? Todavía hay quien cree que la danza no es programable. En un lugar tan remoto como el que se hace Costa Contemporánea hemos llenado tres de las cuatro noches de espectáculos en torno a la danza contemporánea. ¿Cómo que no se puede programar danza? Si no os atrevéis o desconocéis el sector es otra cosa. Seamos críticos, porque a veces no sabemos empoderarnos, porque tenemos complejos, porque a veces no nos vendemos porque nos da repelús vendernos, o nos vendemos como quieren que nos vendamos (como carne o zapatos), o porque hay quien en el sector sigue sin optimizar recursos y gasta en banalidades, sin apostar realmente por el sector, y luego vosotros artistas a pesar de que no se os reconoce económicamente vuestro trabajo como debería, seguís rindiéndoos a ciertos nombres y prestigios. Queremos vivir de esto, todos, reclamando lo que nos corresponde, pero siendo honestos, sinceros y autocríticos, y haciendo todo con mucho mucho amor. Debemos cambiar tantas cosas… ¿Estamos preparados? Quizás pero poco a poco, porque hay mucho mal hecho. Un ejemplo de las cosas bien hechas es esta asociación, en una lucha que empezó hace años, una lucha que está dando sus reconocibles y admirables frutos. Enhorabuena, Laura, Miguel, Nando, Guillermo, Raquel, María González, María C. de Vaca, Teresa, Álvaro, y tantos como habéis formado y formáis parte de la asociación PAD. Gran trabajo.

Como ellos, creo profundamente en un camino que beneficie al sector y en consecuencia a mí misma, y esto lleva más tiempo y más sufrimiento.

Para despedirme vuelvo a agradeceros a todos este premio, y aprovecho para deciros que hagamos lo que mejor sabemos hacer, bailar, crear, dar clases, gestionar o producir, pero pensemos si podemos hacerlo de una forma distinta a la que conocemos, sin vértigos ni soberbias, démosle la vuelta a lo previsible incluso para nosotros mismos. Las instituciones no son ni amigas ni enemigas, deben ser buenas y necesarias compañeras. Sigamos siendo humildes, sinceros, soñadores, valientes, peleones, independientes, escuchemos a los interlocutores válidos, plantémonos ante los que nos desprecian, aprendamos mucho de los demás, de los ineptos y los grandes, unámonos unos a otros, unámonos a otros sectores de las artes, desde un solo punto: el amor por la cultura, por la danza, sin prejuicios ni egos, por nuestra dignidad. Seamos lo que sintamos que queremos ser, pero ayudémonos unos a otros a ser mejores en ese camino. Vosotros, hoy, me ayudáis a exigirme más y a buscar nuevas vías para canalizar todo en lo que estamos de acuerdo: la lucha por la existencia y presencia de la danza en la sociedad, la lucha por la cultura de calidad, la lucha por el futuro de un país digno. Gracias, y desde aquí me ofrezco para todo lo que necesitéis.

Sigamos con esta maravillosa gala. Llenemos todo lo que hacemos de afectos, que al final es lo importante en esta vida, quererse a uno mismo, querer a los demás y amar lo que hacemos.

 

los-alumnos-hablan

Marta Nocete, periodista, redactora y trabajadora de comunicación y prensa de cultura en La Locomotora Comunicación, ha querido retratar qué significa la experiencia Costa Contemporánea para tres alumnos que ya pasaron por el festival y este año vuelven a repetir. Tres profesionales del sector de la danza contemporánea responden a sus preguntas.

MARC SANS COËFFARD:

1.- Descríbenos qué ha significado Costa Contemporánea profesionalmente para ti. ¿Qué ha aportado tu asistencia/s al festival? ¿Cómo ha enriquecido tus conocimientos sobre danza e interpretación?

Costa Contemporánea supone un momento para retomar riendas de la danza de uno. Un espacio para oxigenar la mente y el cuerpo del bailarín o creador escénico. Es un lugar para conectarse con otras personas y que se establezcan nuevos circuitos corporales y mentales que nos “liberen de” o nos hagan reconocer patrones que vamos adquiriendo en la vertiginosa labor de sostenerse en el panoráma escénico contemporáneo actual. CC es un momento y un espacio concreto abierto y a compartir, una herramienta y un aliento para seguir trabajando y saber qué es lo que cada uno toma, deja o descubre para configurarse y evolucionar como creador. Es un lugar con los demás, para la reflexión y el trabajo propio.

En cuanto al trabajo dancístico en concreto supone un continuo reto y una pincelada de entrada al mundo de otros coreógrafos y lenguajes que no hacen más que sumar, retar y sacar fuera de la zona de confort al asistente al CC. Supone superarse a nivel motriz, mental, de gestión de nuestro movimiento y, cómo no, de su enfoque artístico.

2.- Descríbenos tu experiencia a nivel personal en Costa Contemporánea: descubrir el entorno, la convivencia con los compañeros, la intensidad de horarios y actividades… ¿cómo se vive estar recibiendo clases y, por  la noche, asistir a los espectáculos, en los que a veces actúan los propios profesores?

El Costa Contemporánea tiene ese sabor a un buen campamento de verano y debido a su formato y su tamaño hace que las relaciones personales sucedan de forma natural y se creen lazos humanos ligados al juego, a la investigación y a la busqueda de sin saber muy bien cómo llamar a esta sensación, “terrenos a explorar”.  Supone un “chute” para el cuerpo y me parece que el número de horas y de actividades es muy coherente y llevadero. Siempre hay momentos de “crisis” con uno mismo, pero siempre pienso que son parte del proceso, que son necesarios y eso está bien. Esto es de debido a mi parecer a la cantidad de estímulos que supone tanto aprendizaje por el día, tantos estímulos escénicos por la noche y tantas mentes “danzantes” y diferentes reunidas en un mismo lugar.

3.- ¿En qué crees que se diferencia Costa de otros festivales? ¿Por qué decides en un momento dado apuntarte a Costa y, en su caso, repetir?

Creo que básicamente en el tamaño, el entorno y la variedad del profesorado. El número de participantes es agradable para poder llegar a conocer, relacionarte y compartir en la convivencia en general, durante el curso o en las actividades, el trabajo y los intereses de cada uno y poder crear vínculos que quizá pueden dar ese impulso que a veces le falta a uno o establecer colaboraciones laborales en un futuro.

El entorno, poco más que decir que una maravilla. Hace el trabajo por sí solo y a mí personalmente me hace que la digestión de todos estos estímulos sea mucho más fàcil.

La elección el profesorado es una de las cosas a destacar, me parece muy acertada y quizá la que haga decidirme en un primer momento. Se eligen creadores con personalidad, con mucho que aportar y muy influyentes en la escena contemporánea. Un pequeño paraíso para aprender con grandes referentes.

4.- Cuéntanos algún aprendizaje concreto que adquirieras o del que fueras consciente en Costa y que hayas podido aplicar profesional o personalmente.

Tengo muchas anécdotas del último CC que realicé. Pero si tengo que elegir sólo uno fue el momento en que con La Macana volvimos a jugar como niños y a tener experiencias sensoriales que luego aplicamos como herramientas para aplicar al movimiento. En ese momento me di cuenta de lo importante que es pasarlo bien y al mismo tiempo “estar ahí” enfocado y disfrutando de lo que sea hace, sin presiones y más dificultades. A veces a uno se le olvida que esto es lo más parecido a jugar que hay. Es un juego serio, muy emocionante y contagioso.

5.- Comenta un paisaje o enclave especial en el que estabas recibiendo una clase o estabas bailando y que te inspiró especialmente.

La Isleta del Moro, es preciosa y fue fantástica. Y la playa de Los Escullos donde nos encontramos todos la primera vez.

6.- ¿Cómo le explicarías a un amigo o familiar que no sabe lo que es, qué es Costa Contemporánea?

Es un lugar de encuentro para la danza y las artes escénicas contemporáneas. Un festival que se realiza en un paraje muy especial, en el Cabo de Gata y con un ambiente bastante familiar. Costa Contemporànea reúne todas las condiciones para congregar a múltiples personas del ámbito dancístico y de las artes escénicas. Durante el día se convive y se realizan las clases y talleres con profesionales del mundo de la danza muy influyentes en el panorama dancístico. Y durante la noche todo el mundo se reúne para disfrutar las propuestas de calidad y los espectáculos que se ofrecen a todo tipo de público que lo desee. Un lugar para encontrarse, aprender y generar una serie de estímulos que te crecen como persona y por tanto como creador o intérprete.

 

252813_10150634196545696_864015695_19092679_7780032_nMARC SANS COËFFARD (Valencia):

Ha trabajado con diversas compañías nacionales y europeas de teatro, danza o teatro físico como la Cia. Nadine Gerspacher con la que realizan dos años de gira nacional y europea con Elegantly Wasted con gran acogida del público el Mercat de Les Flors de Barcelona y el Dampfzentrale de Bern (Suiza).

Para completar su formación se interesa en el campo de la dramaturgia aplicada a la danza siguiendo de cerca a coreógrafos como Marcos Morau y dramaturgos como Pablo Gisbert de la compañías El Conde de Torrefiel y La Veronal. Es fundador de La Incandescente, que obtuvo residencia en los Teatros del Canal y con la cual estrenará su primera obra de formato largo este mismo año.

AINA PASCUAL:

1.- Descríbenos qué ha significado Costa Contemporánea profesionalmente para ti. ¿Qué ha aportado tu asistencia/s al festival? ¿Cómo ha enriquecido tus conocimientos sobre danza e interpretación?

Para mí Costa fue reencontrarme con la danza. Como bailarina vivo periodos de agotamiento por la lucha constante que significa vivir de la danza y en muchos de esos momentos aparece el planteamiento de cambiar de profesión, olvidando el por qué hemos elegido esta profesión. Costa me recordó por qué bailo, me hizo revivir esa pasión por mi profesión. La danza es para vivirla y disfrutarla, para sentirla minuto a minuto, para compartirla… y en Costa Contemporánea se vive de una forma intensa de ese modo.

El alumnado de Costa es muy diverso, puedes encontrar tanto gente profesional como no profesional y eso es algo que yo valoro muchísimo, pues al no ser un círculo meramente profesional, se mantiene el entusiasmo, la frescura, la energía de quien no vive puramente de la danza. No sé muy bien cómo explicarlo, pero creo que al transformar la pasión en trabajo, a veces se olvida la parte de pasión y se vive mucho más la de trabajo… y al compartir con gente no profesional esa parte está muy viva, no hay que ser mejor, no hay que superar, solo hay que disfrutar!

2.- Descríbenos tu experiencia a nivel personal en Costa Contemporánea: descubrir el entorno, la convivencia con los compañeros, la intensidad de horarios y actividades… ¿cómo se vive estar recibiendo clases y, por  la noche, asistir a los espectáculos, en los que a veces actúan los propios profesores?

El ritmo de costa es intenso pero no agotador… es fantástico estar empapado de danza todo el día y es como un motor que una vez encendido ya no quiere parar, cada minuto alimenta al siguiente.

Al ver espectáculos cada noche se incentivan las ganas de “revivir” lo que has visto en escena en tu propio cuerpo, los espectáculos de los profesores te hacen comprender mejor sus clases, entendiendo su enfoque de las mismas.

3.- ¿En qué crees que se diferencia Costa de otros festivales? ¿Por qué decides en un momento dado apuntarte a Costa y, en su caso, repetir?

Creo que el espacio que ocupa Costa es mágico, Cabo de Gata tiene una energía muy fuerte que te envuelve y hace que te dejes llevar, es sumergirte en un universo único, donde cada instante es mágico. También quiero destacar el buen rollo del equipo que monta Costa. Es un equipo unido, donde el buen humor, las ganas de compartir, las ganas de disfrutar… es constante y eso se transmite y contagia durante todo el festival.

Yo decidí apuntarme a costa por pura casualidad, sin saber muy bien dónde me metía, pero una vez lo has probado… siempre quieres repetir!!

4.- Cuéntanos algún aprendizaje concreto que adquirieras o del que fueras consciente en Costa y que hayas podido aplicar profesional o personalmente.

Para mí el juego es algo que me devolvió Costa, plantear la danza, el espacio… como un juego donde todo es posible, donde todo es bienvenido. Al improvisar en espacios abiertos y crear de una forma más espontánea, te hace estar despierto al espacio, a la gente que vive ese espacio contigo y a jugar con todo ello de una forma consciente y libre.

5.- Comenta un paisaje o enclave especial en el que estabas recibiendo una clase o estabas bailando y que te inspiró especialmente.

Recuerdo estar en la playa de Los Escullos con todos los compañeros, era una improvisación muy individual, donde cada uno tenía un montón de algas y debíamos llevarlas hasta el agua, o devolverlas a la tierra.. Yo sentí la inmensidad de la playa, la energía de mis compañeros, del espacio… y mi necesidad era de quietud, de no querer ni tener que hacer nada… de escucha, donde toda mi vida pasada pasaba por mi mente y yo era una simple espectadora que debía observarla… No tengo claro si fue el espacio, pero la experiencia fue muy profunda y muy solitaria pese a estar rodeada de todos mis compañeros.

6.- ¿Cómo le explicarías a un amigo o familiar que no sabe lo que es, qué es Costa Contemporánea?

Ya lo he recomendado mucho y lo que digo es que hay que ir, que hay que vivirlo, que es demasiado especial para dejarlo pasar! Cabo de Gata es increíble, los profesores que se eligen para Costa siempre son interesantísimos, el equipo de Costa es impecable… aprendes, compartes, disfrutas, sudas y a la vez vives algo de forma individual mágico, algo se remueve en tu interior cuando estás en Costa!

 

ca0fc258b112ecec81a800728ac95b91_400x400AINA PASCUAL (Mallorca):

Ha trabajado como creadora en diversos espectáculos de danza vertical con el grupo Ciclòpia, crea el espectáculo Essència, con herramientas digitales interactivas en escena, participa en proyectos sociales de circo con El loco circo de la vida “Revuelta a Colombia 2″ y crea diversos solos y dúos presentados en Barcelona y Mallorca.

Como intérprete trabaja en Barcelona con compañías como Color Dansa, Iker Gomez, Bebeto Cidra y participa en difrentes espectáculos de danza vertical con la Fura dels Baus i Deambulants. Desde el año 2008 trabaja con cia Mariantònia Oliver. En el año 2011 empieza a trabajar con la compañía LasLoLas. En 2012 crea con cia Sacude New Travel, realizado en Rusia y Barcelona. En 2013 trabaja en el espectáculo Imitació del Foc como bailarina y coreógrafa. Actualmente realiza actuaciones con cia Mariantònia Oliver, la cia Res de Res con el espectáculo Fuga y crea su propia compañía de danza vertical llamada benArran realizando actuaciones y cursos en Mallorca.

LEO FABRE:

Para mí la experiencia Costa Contemporánea ha representado el inicio de un camino apasionante, la máxima expresión de un gran descubrimiento, el movimiento. Para una persona como yo, dedicado a recuperar el movimiento de otras personas, y preocupado siempre por la calidad más que por la cantidad, he encontrado en Costa todos los elementos necesarios para entender un concepto prioritario en el movimiento; la fluidez.

El elemento clave de Costa es el disfrute asociado a sentimientos de novedad y realización, un espacio experimental para descubrir nuevas posibilidades de expresión corporal a través de un trabajo corporal dinámico y divertido, pasando de la individualidad al grupo, del yo al espacio tridimensional, de la música al silencio, de la quietud al movimiento, de lo guiado a lo improvisado, de lo consciente a lo espontáneo, experimentando todo un mundo de sensaciones en interacción con una energía de grupo que crece descubriendo un entorno privilegiado, donde no cabe la rigidez de pensamiento, sino más bien el dejarse fluir por los acontecimientos que se suceden uno tras otro sin parar y que invitan a disfrutar de tu cuerpo, del grupo, de los espectáculos y del entorno.

En cuanto al aprendizaje siempre he pensado que lo más importante es la calidad del docente, esta circunstancia más que cubierta por la organización del festival unida a que se intercalan clases con talleres al aire libre hacen de Costa una experiencia única donde hay cabida para todo tipo de expectativas.

La decisión de repetir otro año más el Costa viene determinada por sus características. Es algo más que un festival de danza contemporánea, quizás por estar en un enclave maravilloso, o por la calidad de sus profesores de los que además podemos disfrutar en sus espectáculos,  o por su organización, o por las fechas elegidas, o por improvisar en La Isleta o en la playa, o por conocer y compartir con personas afines alojamiento y comida, o por la magníficas fotos de Pollobarba, o quizás simplemente por una energía de grupo que va creciendo gracias a todos los factores citados y que permanece en nuestros cuerpos durante todo el año. Sí, Costa Contemporánea es adictiva.

 

10629881_721796757870187_6322014453082617472_n-1LEO FABRE (Sevilla):

Combina su trabajo como osteópata, director del Centro de Fisioterapia y Osteopatía Kinesis, profesor y ponente en el campo de la fisioterapia con el desarrollo de su pasión, la danza contemporánea. Ha podido fusionar ambas profesiones e imparte talleres teórico-prácticos sobre la fisiología del movimiento.

En el último año ha presentado su solo de creación ‘Exit’ en Ahora Danza del CICUS Sevilla (mayo de 2015) y en el festival Huellas, danza en paisajes urbanos, Aracena (julio de 2016).

 

Marta Nocete

La Locomotora Comunicación

 

 

 

 

 

explicacion-cambio-programacion

Hace un tiempo avanzamos la programación. Fue tarde porque dada la situación inestable con las instituciones no teníamos claro que se cumplieran algunas promesas. Como tantos festivales, nos enfrentamos a una difícil gestión del evento: saber con tiempo con cuánta ayuda contamos y en qué términos. La inseguridad de cada año. ¿Podrá salir adelante esta edición o habrá que tirar la toalla?

Cuando terminó la edición pasada, ya en octubre, iniciamos reuniones en Sevilla con la Junta de Andalucía para darle la vuelta a una situación absurda que se había producido en esos seis años del festival: la Consejería de Cultura no había apoyado económicamente nunca a Costa Contemporánea, a pesar de ser consciente y reconocer de varias formas su valor, por el desarrollo cultural y social que supone para Almería, por significar la descentralización de la cultura, por generar nuevos públicos para la danza, etc. Esto suponía que los artistas andaluces que programábamos fueran por nuestro riesgo, ya que la ayuda procedente del INAEM no está indicada para artistas de nuestra propia comunidad, por el simple motivo de que, por las directrices de la organización del Estado, esa tarea de apoyar a los artistas andaluces le correspondía a la Junta de Andalucía. Así, conseguimos de esta un compromiso por el cual podríamos cubrir sin poner más en riesgo nuestro bolsillo la presencia de algunas compañías andaluzas.

Pasado el tiempo, tras haber presentado un plan específico para ellos, nos comunican que todo indica que será realmente difícil que puedan apoyar económicamente el proyecto. Quizás de otras formas, pero no económicamente, no para compañías. Y, aun así, dejan la puerta abierta. Sin embargo, sigue pasando el tiempo y lo que eso conlleva: hacer esperar a las compañías para poder confirmar su presencia y no saber nosotros cómo podemos gestionar los presupuestos.

Montgomery ExperienceEn este devenir de situaciones, una de esas compañías fue anunciada para nuestros contenidos de formación y espectáculos: Montgomery Experience, porque nada indicaba que pudiéramos llegar al punto de no recibir nada. Diez componentes para una pieza ambiciosa, además, suponen un elevado gasto para nosotros. A estas fechas, hace unos días, conscientes de que debíamos lanzar la web con la programación definitiva, nos volvimos a sentar por octava vez ante los presupuestos, sin ninguna llamada nueva por parte de la Junta que nos diera esperanza. Las cuentas no daban antes, el coste del festival es muy elevado por desarrollarse en un Parque Natural, por querer mantener un nivel de calidad como el ofrecido el año pasado, porque las necesidades de producción y compañías citadas y trabajadores suponen un coste mayor de lo que recibimos en ayudas y los ingresos que generamos (matrículas y taquilla, siempre inciertos) son insuficientes. Si ya veíamos que este año las cosas estaban mal, con la posibilidad de que la Junta finalmente no entrara económicamente, podría ser catastrófico para el proyecto y para nosotros.

Así que con mucha pena hablamos con las compañías, algunas de las cuales han dejado su puerta abierta por si las cosas cambian a última hora, y hablamos con Montgomery, los cuales habíamos anunciado. No podrán venir, no vemos forma de cubrir sus honorarios (ya muy reducidos) y sus gastos. Y hemos tenido que sustituirlos por otra compañía que proponga algo que nos interese para el contenido formativo y que además procedan de fuera de Andalucía. Y así recibiremos con los brazos abiertos a la compañía Iron Skulls.

unspecifiedLo trágico de esta circunstancia no es que venga Iron Skulls, porque su masterclass hará vibrar a los alumnos y su espectáculo movilizará al público asistente, lo trágico es que no pueda haber ninguna compañía andaluza, por ahora, en la programación. Eso significa que un proyecto andaluz no puede apoyar a los artistas de su tierra, ni almerienses ni de cualquier parte de la comunidad.

Como decimos, damos la bienvenida a Iron Skulls y esperamos que esta situación se revierta para el año que viene.

Perdonad las molestias, los motivos son ajenos a nosotros y a Montgomery, eso queremos que quede muy claro.

Y desde aquí queremos mostrar todo nuestro apoyo, como hemos hecho desde que nació el festival, a las artes escénicas andaluzas.

Nerea Aguilar

Directora

avance-preview-costa-contemporanea-vii

(del 31 de agosto al 4 de septiembre)

Parque Natural Cabo de Gata-Níjar, Almería (España)

Bienvenidos a la web de Costa Contemporánea. En esta página podéis ver los contenidos de la edición pasada, y mientras cerramos la programación y publicamos la nueva web, apuntamos las novedades que por ahora han sido publicadas en las redes.

Este año la formación tiene un contenido educativo especialmente escogido: profesionales españoles que han trabajado y trabajan fuera de España en mayor medida. Su repercusión y experiencia se centra en Europa. Y queremos que traigan a Costa Contemporánea su trayectoria más europea, al tiempo que reconocemos y aprovechamos su forma de entenderla desde su prisma personal.

En la formación-workshops:

31 de agosto, por la tarde, comenzarán las clases, a cargo de Jorge Jáuregui (compañía de Wim Vandekeybus/Última Vez) en exterior. Él será el encargado durante el encuentro de dirigir las clases en parajes naturales, por las tardes. Además, creará con los alumnos una pieza que será mostrada el último día en uno de los espacios del Parque Natural Cabo de Gata-Níjar.

A partir del 1 de septiembre, por las mañanas, en 2 carpas, tendremos a los siguientes profesores, de 10 a 14 h:

Roberto Oliván (http://www.robertoolivan.com/)

Lali Ayguadé y Julián Sicard (www.laliayguade.com)

Y el domingo 4 por la mañana, antes de despedirnos, tres de los componentes de Welcome to the Montgomery Experience (Teresa Navarrete, María Cabeza de Vaca y Miguel Marín) conducirán una masterclass única (http://dancefromspain.feced.org/welcome-to-the-montgomery-experience/).

I know I'd do it all again even if it waswrong.-6Las inscripciones para las matrículas saldrán en el mes de mayo.

Las matrículas incluirán: todos los talleres formativos, alojamiento y manutención y entradas a los espectáculos.

Plazas limitadas.

A partir de nivel intermedio de danza.

Tendremos el placer, además, de ver en las noches de espectáculos del festival representaciones de estos maestros.

A lo largo de estos meses, iremos anunciando la programación de los espectáculos.

Próximas citas:

  • Convocatoria del III Certamen Coreográfico Mujer Contemporánea.
  • Programación completa.
  • Apertura de las inscripciones a las matrículas de formación.

Permaneced atentos a:

FB: https://www.facebook.com/costacontemporanea/

Twitter: @CoContemporanea

Para cualquier duda, podéis escribirnos a info@costacontemporanea.es

IN ENGLISH

(from 31st August to 4th September)

Cabo de Gata-Níjar Natural Park, Almería (Spain)

Welcome to Costa Contemporánea’s website.

Here you will find information about last year edition, and while we are on the finishing touches and getting ready the new website, we would like to point out some news we have already posted in our social networks.

This year our formation programme put the spotlight on a specifically chosen educational content: spanish professionals who have worked and are working abroad for the most part. Their impact and experience are focused on Europe. And we want them to bring to Costa Contemporánea their most significant European trajectory, at the same time we want to acknowledge it and take the opportunity to understand it from their personal point of view.

Formation – Training programme – Workshops – Masterclass

  • 31st August, in the afternoon: The training programme will begin with Jorge Jáuregui (Cía Wim Vandekeybus/Última Vez) outdoors. He will be in charge of leading a workshop in the natural landscapes of Cabo de Gata in the afternoons. During this time, he will cocreate with the participants a piece which will be shown on Saturday, the last day of the workshop, in Cabo de Gata Natural Park.
  • From the 1st September, in the mornings: The training programme will be held in two tents from 10 to 14 h. These workshops are led by:

Roberto Oliván (http://www.robertoolivan.com/)

Lali Ayguadé & Julián Sicard (www.laliayguade.com)

The registration will be opened in May.

The fees will include: participation in all workshops, accommodation. full board and free access to all the shows.

Limited places.

Intermediate level of dance.

We are pleased to announce that we will see pieces of our teachers during our Show Nights.

In upcoming months we will be announcing the pieces that will be performed.

Next events:

  • Open Call III Choreography Contest Mujer Contemporánea.
  • Full Programme announcement.
  • Opening of the registration.

Stay tuned! We will keep you posted on our social networks:

FB: https://www.facebook.com/costacontemporanea/

Twitter: @CoContemporanea

If you have any questions, please contact us writing to info@costacontemporanea.es

hola-mundo

Bienvenido a WordPress. Esta es tu primera entrada. Edítala o bórrala, ¡y comienza a escribir!

premio-de-honor-a-la-directora-de-costa-contemporanea

Premios PAD15-1peq.

La Asociación de Profesionales y Compañías por el Desarrollo de la Danza en Andalucía (PAD) celebró el pasado 26 de octubre en el Teatro Quintero de Sevilla la sexta edición de sus premios anuales, a través de los cuales reconocen, año a año, la creatividad y la calidad de las producciones de danza andaluzas. De entre los premiados, Nerea Aguilar fue en persona a recoger su Premio de Honor.

Centro de Documentación de las Artes Escénicas, Junta de Andalucía“Costa Contemporánea se ha convertido en uno de los pocos festivales de danza de referencia en Andalucía a base de mucho esfuerzo y tesón. Nerea ha defendido en estos seis años una dignificación de las condiciones de trabajo de los artistas admirable, buscando modelos de gestión sostenibles y alternativos a las fórmulas convencionales y abriendo a la cultura un paraje natural único”, afirma Miguel López, presidente de la PAD. La junta directiva también destaca la importante labor que realiza Costa Contemporánea en el ámbito de la formación, tanto en la orientada a profesionales como en relación a la creación coreográfica y consolidación de públicos.

Nerea Aguilar recogió el premio de la mano de Miguel López y emocionada leyó el siguiente discurso:

 

Buenas noches, queridos profesionales

Feliz de que los compañeros hayan valorado mi labor. No hay mejor impulso para seguir adelante que compartir con referentes del sector la necesidad de apostar por la unión, la resistencia y la calidad. Crear, gestionar y producir danza hoy es un acto de absoluta valentía que debería premiarse más a menudo. Gracias, Asociación PAD. No lo esperaba. Con este premio reconocemos aún más vuestra capacidad de observación, escucha, amplitud de miras y necesidad de compartir caminos.

Valorar un proyecto hecho con amor, recursos escasos y la máxima calidad que le podemos dar a través de una gestión y producción propias es reconocer también que las cosas pueden ser diferentes.

Costa Contemporánea perdura por aferrarse a convicciones muy claras de generación de público para la danza, de creación de estructuras firmes en el sector, de la necesidad de programar danza, escuchar al artista, al público, al entorno que nos rodea y crear experiencias en torno a la cultura. Sigue existiendo con sus convicciones sociales, culturales y filosóficas casi intactas, pero con avances fuertes en la dignificación de todo lo que la rodea. La queremos luchadora, sostenible, amorosa y cercana y que siga creciendo poco a poco, al ritmo que ella demanda, paso a paso pero segura, para conseguir todo lo que está consiguiendo y lo que le queda por vivir, éxitos que serán los éxitos de todos.

Agradezco a aquellos que de entre los presentes habéis formado parte de ‘Costa’ en su evolución, en sus momentos más difíciles. No olvido que apostasteis con vuestro trabajo por un festival sin financiación hasta el cuarto año. Confiasteis en que en cuanto pudiera iría reconociendo poco a poco y con toda mi entrega las creaciones invitadas al festival. Gracias.

Un agradecimiento especial a Guillermo por tanta sabiduría, entrega, calidad y muchas cosas más que me aportas. Tenerte cerca en este camino ya es un premio.

Gracias a Agustín, mi amor, gracias al cual he pasado de estar sola al frente de todo esto a sentirme acompañada, comprendida, valorada y querida. Trabajar contigo es un lujo. Somos cuatro ojos, dos mentes y dos corazones en un mismo y hermoso camino, y la vida gestora se me hace más fácil, más positiva.

También le agradezco a las instituciones tanto por lo que me dan como por lo que me quitan. Algunas entraron tímidamente en el cuarto año, no era tan difícil, el proyecto ya estaba avanzado, reconocido y era fiable. Se os esperaba. También se lo agradezco a las que me han ignorado o aún no están al nivel de implicación que merecemos. Eso me hace más fuerte y lo han podido comprobar. Me habéis enseñado a pelear con mayor convicción y a desarrollar nuevas herramientas desde la necesidad, en beneficio del sector y del proyecto, sin acomodarme. Agradezco incluso a las que nos abandonan por el camino, las que nos hacen ir a reuniones en balde o miran el reloj con desprecio, las que me hacen perder dinero por su mala gestión. Porque todo eso me ha hecho más fuerte, con sufrimiento, pero más fuerte. No voy a dejar de pediros, instituciones, eso sí, que estéis, que apoyéis económicamente proyectos que demuestran una labor en tantos puntos que casi deberían ser de iniciativa pública. No voy a dejar de pedir que os pongáis al menos a la altura de lo que están dando los proyectos a vuestros ciudadanos, vuestra sociedad y nuestro futuro. El futuro de todos, la sociedad y la cultura de todos con el dinero de todos. Costa ha crecido y está creciendo así gracias a nuestro esfuerzo. Pero agradezco que estéis ahí y que os comprometáis con nosotros. Caminemos juntos. Los sistemas de gestión y producción de determinados proyectos pueden ser compartidos, sostenibles y libres. Y las instituciones no son la respuesta a todo.

Quiero recordar algo al hilo del tema de las financiaciones: hay una paradoja en la financiación de proyectos como el mío: el INAEM con su ayuda no cubre vuestra presencia, andaluces, en el festival. Cree que para eso está la Junta de Andalucía. Hasta ahora sucedía mínimamente con un apoyo de Turismo, no Cultura, y este año ni siquiera. Aun así seguimos programando artistas andaluces, pero con un riesgo propio que tenemos que medir, como todo. Seguiré peleando para poder programaros no solo porque seáis andaluces sino porque tenéis unas capacidades creativas únicas en toda España, a pesar de bandearos contra dos realidades duras, las políticas culturales nacionales y las políticas culturales andaluzas, que durante años os han hecho tanto daño.

Aun así, y sin querer ser tan dura con las instituciones, aunque no puedo dejar de lado otro dato: la cantidad de dinero despilfarrado en tauromaquia (tenía que decirlo), es una vergüenza que se invierta en eso que llamáis cultura y nos digáis que no hay nada para nosotros. No insultéis nuestra inteligencia. Decía que para no ser tan dura, quiero aportar autocrítica a nivel nacional: porque sí, debemos ser autocríticos: por nuestra falta de unión, unión de todas las disciplinas, por quejarse algunos tarde cuando no reclamaron en época de vacas gordas lo que debían, por los egos, por no ser capaces de reinventarnos sin perder nuestra esencia, por no ser más transparentes, por aceptar tanto, por haber hecho el juego a la ausente política cultural que hubiera asentado unas bases sólidas para hoy, por renunciar a veces a nuestros propios principios porque si no no se nos programa. ¿Perdón? Todavía hay quien cree que la danza no es programable. En un lugar tan remoto como el que se hace Costa Contemporánea hemos llenado tres de las cuatro noches de espectáculos en torno a la danza contemporánea. ¿Cómo que no se puede programar danza? Si no os atrevéis o desconocéis el sector es otra cosa. Seamos críticos, porque a veces no sabemos empoderarnos, porque tenemos complejos, porque a veces no nos vendemos porque nos da repelús vendernos, o nos vendemos como quieren que nos vendamos (como carne o zapatos), o porque hay quien en el sector sigue sin optimizar recursos y gasta en banalidades, sin apostar realmente por el sector, y luego vosotros artistas a pesar de que no se os reconoce económicamente vuestro trabajo como debería, seguís rindiéndoos a ciertos nombres y prestigios. Queremos vivir de esto, todos, reclamando lo que nos corresponde, pero siendo honestos, sinceros y autocríticos, y haciendo todo con mucho mucho amor. Debemos cambiar tantas cosas… ¿Estamos preparados? Quizás pero poco a poco, porque hay mucho mal hecho. Un ejemplo de las cosas bien hechas es esta asociación, en una lucha que empezó hace años, una lucha que está dando sus reconocibles y admirables frutos. Enhorabuena, Laura, Miguel, Nando, Guillermo, Raquel, María González, María C. de Vaca, Teresa, Álvaro, y tantos como habéis formado y formáis parte de la asociación PAD. Gran trabajo.

Como ellos, creo profundamente en un camino que beneficie al sector y en consecuencia a mí misma, y esto lleva más tiempo y más sufrimiento.

Para despedirme vuelvo a agradeceros a todos este premio, y aprovecho para deciros que hagamos lo que mejor sabemos hacer, bailar, crear, dar clases, gestionar o producir, pero pensemos si podemos hacerlo de una forma distinta a la que conocemos, sin vértigos ni soberbias, démosle la vuelta a lo previsible incluso para nosotros mismos. Las instituciones no son ni amigas ni enemigas, deben ser buenas y necesarias compañeras. Sigamos siendo humildes, sinceros, soñadores, valientes, peleones, independientes, escuchemos a los interlocutores válidos, plantémonos ante los que nos desprecian, aprendamos mucho de los demás, de los ineptos y los grandes, unámonos unos a otros, unámonos a otros sectores de las artes, desde un solo punto: el amor por la cultura, por la danza, sin prejuicios ni egos, por nuestra dignidad. Seamos lo que sintamos que queremos ser, pero ayudémonos unos a otros a ser mejores en ese camino. Vosotros, hoy, me ayudáis a exigirme más y a buscar nuevas vías para canalizar todo en lo que estamos de acuerdo: la lucha por la existencia y presencia de la danza en la sociedad, la lucha por la cultura de calidad, la lucha por el futuro de un país digno. Gracias, y desde aquí me ofrezco para todo lo que necesitéis.

Sigamos con esta maravillosa gala. Llenemos todo lo que hacemos de afectos, que al final es lo importante en esta vida, quererse a uno mismo, querer a los demás y amar lo que hacemos.

Nerea Aguilar